FERBLOGTV

Watch live streaming video from ferblog at livestream.com

TRADUCTOR

viernes, 31 de julio de 2009

Alan García y las tarjetas de crédito

“… Tercero, necesitamos defender, necesitamos defender a los consumidores en las cosas concretas y diarias como el sobre costo de la tarjeta de crédito que es abusivo (…),y para ello presentaré al Congreso en septiembre un proyecto de Código del Consumo que espero sea aprobado”. (Alan García en su discurso por Fiestas Patrias ante el Congreso)

SENADO APRUEBA PROYECTO SOBRE TARJETAS DE CRÉDITO

POR DAVID LIGHTMAN / MCCLATCHY
WASHINGTON

El Senado aprobó un proyecto de ley el martes para proteger a los clientes de tarjetas de crédito de aumentos repentinos de interés, aunque grupos de consumidores y los emisores de tarjetas advirtieron que todavía es probable que algunas personas enfrenten obstáculos para conseguir y mantener crédito.

La votación en el Senado fue de 90 a 5. La Cámara debe aprobar hoy el proyecto de ley, patrocinado por Christopher Dodd, que entonces pasará a consideración del presidente Barack Obama, que está bajo mucha presión para que lo firme.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, aseguró que con este proyecto de ley ‘‘los grandes bancos ya no podrán aprovecharse de la gente que trabaja duro''.

La medida protege a los consumidores de aumentos repentinos de interés pero los emisores de tarjetas han afirmado que tendrán más cuidado a la hora de emitir tarjetas.

La votación en el Senado representa "la mayor reforma del sector desde que comenzaron a emitirse tarjetas de crédito'', dijo Peter Garuccio, portavoz de la Asociación de Banqueros de Estados Unidos.

Los grupos de consumidores expresaron ideas similares. "El mayor cambio es que el contrato entre el consumidor y las compañías es más estricto'', dijo Nick Bourke, gerente del Pew Safe Credit Cards Project, que ofrece capacitación y defiende a los consumidores con problemas de crédito.

Sin embargo, para mucha gente las nuevas normas no ofrecen un alivio inmediato.

El proyecto de ley, similar a las normas emitidas recientemente por la Junta de la Reserva Federal y que entrarán en vigor en el verano del 2010, probablemente requerirán cambios significativos en la forma en que los emisores operan, particularmente ofrecer menos tarjetas a consumidores de alto riesgo.

El año pasado Pew encuestó a 12 grandes emisores de tarjetas y determinó que 93 por ciento de los contratos permitían que los emisores aumentaran el interés en cualquier momento. El 87 por ciento de los contratos contemplaban sanciones automáticas de aumento del interés sobre los saldos incluso si el cliente no estaba atrasado en el pago más de 30 días.

Como resultado, indicó el estudio, "las prácticas de los emisores colocan a los clientes de tarjetas de crédito en peligro de aumentos repentinos y potencialmente drásticos del interés, lo que puede perjudicar seriamente la estabilidad y capacidad adquisitiva de un núcleo familiar''.

El proyecto de ley contempla medidas fuertes para desalentar estas prácticas. La medida del Senado exige que los consumidores reciban notificación con 45 días de antelación sobre cualquier aumento de interés, cargos y otros pagos. Los emisores no pueden aumentar el interés durante el primer año de las cuentas y las tasas promocionales son válidas durante por lo menos seis meses.

Los emisores tampoco podrán imponer aumentos retroactivos hasta que el consumidores no esté en mora más de 60 días. Después de seis meses, si el consumidor ha pagado el saldo mínimo a tiempo, recibiría un interés menor.

El proyecto de ley también exige que los padres o guardianes que garanticen cualquier deuda de tarjetas de crédito emitidas a menores de 21 años, excepto si tienen ingresos independientes suficientes.

Los consumidores deben permanecer muy alerta en los próximos meses, dijo Adam Levin, presidente y cofundador de Credit.com, una página electrónica de educación financiera.

PROTECCIÓN DE LOS USUARIOS DE TARJETAS DE CRÉDITO EN ESTADOS UNIDOS

El Presidente Obama participó en una asamblea pública en Río Rancho, Nuevo México en la que habló de la necesidad de reformas inmediatas en el sector de tarjetas de crédito y su compromiso con la promulgación de la Carta de Derechos de los Usuarios de Tarjetas de Crédito, a más tardar, para el Día de los Caídos.

Los estadounidenses necesitan que el crédito fluya de forma permanente y satisfactoria en nuestra economía, pero no podemos tolerar las ganancias que dependen de engañar a las familias trabajadoras. Durante demasiado tiempo, los contratos de tarjeta de crédito han sido engañosamente complicados, lo que a menudo lleva a los consumidores a pagar más de lo razonable, debido a prácticas injustas. Todos los años, los estadounidenses pagan alrededor de $15,000 millones en multas. Casi 80 por ciento de las familias estadounidenses tienen una tarjeta de crédito, y 44 por ciento de las familias mantienen un saldo de un mes a otro en sus tarjetas de crédito.

"Es hora de que haya protecciones estrictas y fidedignas para nuestros consumidores. Es hora de hacer reformas que se basen en la transparencia, rendimiento de cuentas y responsabilidad mutua, valores fundamentales para los nuevos cimientos con los que queremos construir nuestra economía", dijo el Presidente Obama, según la versión preparada de su discurso.

En el Senado y durante la campaña, el Presidente Obama propuso medidas para aumentar la protección al consumidor en el mercado de tarjetas de crédito. Y apenas el mes pasado se reunió con representantes del sector de tarjetas de crédito para hablar sobre el impacto de la actual crisis económica en los consumidores. La Reserva Federal ha tomado el primer paso firme a fin de mejorar la información que se divulga y poner fin a las prácticas injustas. Esta semana, con el liderazgo del congresista Dodd como presidente de comité, el miembro de la minoría de mayor rango Shelby y el senador Levin, el Senado sometió a consideración una propuesta legislativa muy buena que codificaría dichas normas y las haría más estrictas.

La Cámara de Representantes, en base al trabajo del congresista Frank como presidente de comité y los congresistas Maloney y Gutiérrez, ya ha aprobado una medida de ese tipo con el respaldo de ambos partidos. Hoy, el Presidente Obama instó al Congreso a que dé los pasos finales para aprobar una ley de reformas al sector de tarjetas de crédito que proteja a los consumidores estadounidenses y que se pueda promulgar para el Día de los Caídos.

Principios de la reforma a largo plazo del sector de tarjetas de crédito

  • En primer lugar, es necesario que haya medidas firmes y fidedignas de protección al consumidor que prohíban los injustos aumentos de interés y prohíban las cuotas y multas abusivas. Deben acabar los días de los aumentos de interés y las trampas con cuotas por pago tardío que se aplican "cuandoquiera y porque sí".
  • En segundo lugar, todos los formularios y estados de cuenta que las compañías de tarjeta de crédito envían deben estar redactados sencillamente y ser fáciles de leer. No más letra menuda ni condiciones confusas. De ahora en adelante, requeriremos claridad y transparencia.
  • En tercer lugar, debemos asegurarnos de que las personas puedan comparar tarjetas de crédito en busca de las condiciones más adecuadas para sus necesidades, sin temor a que se aprovechen de ellas. Eso significa exigir que las firmas den fácil acceso a todas las condiciones de sus contratos y les den a los consumidores la información que necesitan para ir al Internet y comparar las condiciones ofrecidas por diversas compañías. También significa exigir que las firmas ofrezcan por lo menos una tarjeta de crédito simple y sencilla que ofrezca la mayor protección, además de las condiciones más simples y mejores precios.
  • Finalmente, necesitamos más responsabilidad en el sistema, para que podamos hacer que quienes usan prácticas engañosas que perjudican a las familias y a los consumidores rindan cuentas por sus actos. Para ello, aumentaremos la vigilancia y control, como también las multas por trasgredir la ley.

El poder ejecutivo apoya los esfuerzos legislativos tanto de la Cámara de Representantes como el Senado. A continuación se destacan los elementos más importantes de la reforma en ambas cámaras del Congreso.

  • Prohibir aumentos de interés injustos
  • Divulgar información en lenguaje sencillo y fácil de leer
  • Transparencia en el mercado
  • Responsabilidad
  • Protecciones para estudiantes y jóvenes

No hay comentarios.: