FERBLOGTV

Watch live streaming video from ferblog at livestream.com

TRADUCTOR

martes, 16 de octubre de 2007

CONCIERTO Y DESCONCIERTO

Durante las últimas semanas se ha venido discutiendo en el Congreso de la República la posibilidad de suprimir el impuesto a los espectáculos, que se aplica sobre todo aquellos que se realizan en vivo, como es el caso de los conciertos.

Este impuesto lo cobran las municipalidades y no tiene un destino predeterminado, aún cuando algunas municipalidades señalan que lo utilizan – y quizás sea cierto – para brindar seguridad adicional a los locales en los que éstos se realizan o para proceder a la limpieza de las calles luego de los conciertos.

El impuesto es de 20% sobre el precio de los boletos vendidos, a lo que se suma un 30% por impuesto a la renta, que en éste último caso va a la arcas del gobierno nacional. Debe tenerse en cuenta que el común de los negocios - pues los conciertos son negocios - pagan el 30% por concepto de impuesto a la renta.

La diferencia entre los conciertos que realizan artistas nacionales respecto de los extranjeros, es que los nacionales pueden calcular el impuesto a la renta luego de deducir – descontar – todos los gastos vinculados al concierto, lo que no ocurre en el caso de los artistas extranjeros.

En el caso de los espectáculos taurinos se paga por impuesto municipal 5%, en el caso de la opera, zarzuela y otros no se paga nada, con lo que los mas perjudicados resultan siendo los espectáculos en vivo llamados conciertos, a los que, como indicamos, se le cobra 20% por impuesto municipal.

En ello radica la molestia de los artistas que están solicitando que cuando menos se disminuya el impuesto a los espectáculos en vivo; sin embargo por otro lado, tenemos a algunas municipalidades del interior del país que se verían afectadas con la menor recaudación que representaría el bajar la tasa.

En este caso, dichas municipalidades arguyen que el MEF debería compensarlas con transferencias adicionales, pues es lo que señala la ley; sin embargo, eso será muy difícil, pues el encargado de administrar la caja del Estado no tiene intenciones de soltar un solo sol más.

Este es el entrampamiento surgido en el Congreso, el mismo que esperemos se resuelva cuanto antes para poder contar con conciertos a precios accesibles para la juventud, que tanto reclama, con justicia, el hecho de que tan válida es una expresión cultural folklórica, como una expresión cultural urbana, como es el caso del rock.



No hay comentarios.: